Estado original



Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza...

Gran frase para comenzar una gran historia, pues nada más y nada menos, fue el comienzo de la historia de la humanidad. Génesis nos relata como Dios creó al hombre y en qué se inspiró para hacerlo, en su propia imagen y semejanza.

Muchas veces nos han preguntado: ¿Si pudieras cambiar algo en tu vida, ¿qué cambiarias? Algunos dirán nada, porque el conjunto de mis decisiones me ha hecho la persona que soy hoy. A lo mejor dirían: Dios sabía todo, por tanto, era inevitable que tomara las decisiones que he tomado. Algunos otros serían más sinceros.

¿No me cree que hay gente que cambiaría algo de sus vidas? Pregúntele a:

Sansón (luego de haberse entregado a Dalila), Judas (al entregar a Jesús), Pedro (Cuando negó a Jesús), Saúl (antes de hacer las cosas que le hicieron ser desechado por Dios). ¿Vio que hay gente que sí cambiaría algo de su vida?

Aquellos que les gustan los carros antiguos saben que una de las cosas que le va a dar valor al vehículo, es restaurarlo y llevarlo a su estado original, a su estado de fábrica. Hay piezas de madera que son invaluables y el restaurarlas vale mucho dinero, pero la gente lo hace porque luego de restauradas valen más de lo que valían si no se hacía. Estamos hablando de restauración, estamos hablando del principio, estamos hablando de arreglar nuestra imagen, estamos hablando del estado natural de las cosas. Cuando hablamos del ser humano es fácil saber el estado natural, tal vez no con el agua que se encuentra naturalmente en tres estados, sólido, líquido y gaseoso, pero el ser humano sí…La Imagen de Dios. No cuando eramos niños, no cuando conocimos a Dios, si no cuando Dios nos creó. Nuestro estado natural es justamente ese momento en que Dios convirtió su deseo a acción y nos creó a su imagen y semejanza.

Cuando hablamos de imagen, hablamos de una copia o representación del original. No es que seamos igual a Dios, si no que cargamos parte de su naturaleza, de lo que Él es. Somos racionales: Podemos elegir, podemos crear (libros, máquinas), podemos pensar y analizar, decidir en buscar el bien. Nuestra moral: Proviene de Él, Él es bien y es justo, es santo. Nuestra moral busca llevarnos a Dios, como una brújula en medio del mar. Socialmente: Dios es un Padre, aquel que busca relación con sus hijos. No estamos hechos para estar solos, por eso existe la familia la cual proviene de Dios. Por eso abraza un niño, ayuda a un anciano, practica el amor aún con tus enemigos y estarás en buen camino para restaurar tu imagen ante Dios.

El Pecado distorsionó la imagen del hombre, como una piedra que cae en el estanque y distorsiona tu reflejo. Dejaste de parecerte a Dios cuando comenzaste a borrar tu imagen viviendo lejos de Él. Las tentaciones, las fallas, los malos sentimientos, todo aquello que te hace no parecerte a el Dios que te creó. Ahora, lo mejor que podemos hacer para restaurar nuestra imagen original es ir al único que pudo acercarnos nuevamente a Dios, Cristo Jesús.

Jesús permitió que la imagen negativa del hombre fuera restaurada dando su vida por todos. Solo el que caminó en esta tierra siendo imagen de Dios, podía llevarnos a se nuevamente imagen de aquél que nos hizo.


#imagen #semejanza #Dios #Jesus #restaurar #pecado

23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo