Intimidad



Cuando hablamos de intimidad, no necesariamente hablamos del acto sexual entre dos personas. Intimidad se refiere más a un acto de confianza, entrega y de secretos compartidos. Es una relación entre dos personas las cuales se conocen tal y cual son. ¿Han escuchado la frase: "Conoce mis más íntimos secretos" ? Pues no se refiere a otra cosa que ambas personas han desnudado su alma uno junto al otro y se han visto a través del cristal de la verdad y la sinceridad. Terminas hablando como la persona, pareciéndote al actuar, en fin, parecen familia uno del otro. Y si llegan a ese nivel de relación, aunque lleven poco tiempo de conocerse, parecerá que se conocen de toda la vida. Probablemente en éste punto te esté llegando a la mente ese alguien, ese amigo o hermano de otra madre el cual han sido confidentes uno del otro. Hace mucho tiempo en mis años de escuela intermedia gané la amistad de dos amigos, que al sol de hoy aún nos comunicamos. Vivíamos cerca uno del otro, así que no solo estudiábamos en la misma escuela, si no que nos pasábamos juntos los fines de semana, jugando juegos de videos o corriendo bicicleta. Recuerdo una de esas salidas en las que fuimos los tres con la mamá de uno de ellos; una persona que nos vio juntos le preguntó a la madre de mi amigo si éramos trillizos, desde ese día fuimos sus trillizos. Pero no, solo eramos tres íntimos amigos que compartíamos todo el tiempo juntos, hasta a nuestras madres. Comíamos juntos en nuestras casas, jugábamos juntos y estudiábamos juntos.


Suena hermoso ¿no?, pues justo ese tipo de intimidad y aún más, es la que quiere Dios que obtengamos con Él a través de Jesús y del Espíritu Santo. Jesús le dijo a sus discípulos que los llamaría amigos y no más siervos, porque los siervos no conocen la voluntad de sus amos. Con ésto Jesus les quiso decir: Quiero que tengan una vida íntima conmigo para yo revelarles mis secretos. Dios envío a su hijo para salvarnos, pero también prometió revelarnos sus secretos: 1 Corintios 2:9 Reina-Valera 1960 (RVR1960) "Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman." Pero una buena amistad de intimidad es recíproca, así que, Dios está dispuesto a que le cuentes tus secretos, tus fallas, tu momentos difíciles. Él no te va a juzgar si te confiesas y te arrepientes, y todo es parte de una profunda intimidad que te llevará a conocer a Dios como nunca habías imaginado. La biblia y la oración son las dos vías básicas para conocer más del caballero de la cruz. Acepta la invitación que hoy te hace y dale a conocer quien eres, aunque Él ya lo sabe, y Él se dará a conocer a ti. Al final comenzarás a caminar como Jesús caminó, hablar como el lo hizo y actuar basado en su amor. Al final...tendrás el mejor amigo y confidente de todos.


#intimidad #Dios #Jesús #amigos

42 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo