Luchas

Sería una fantasía pensar que no tenemos luchas, o que en este mundo tal y cuál lo conocemos las dejaremos de tener. Ciertamente llegará el día que ya no habrá dolor ni enfermedad ni sufrimiento, para aquellos que hayan vivido en la voluntad de Dios. Pero mientras estemos en ésta tierra las luchas no cesarán. Probablemente te levantaste ésta mañana con la sorpresa de una nueva batalla, y ciertamente el desánimo en medio de la angustia es la batalla dentro de la batalla. Pero no debemos olvidar que cada una de esas batallas nos llevarán a conocer más de Dios, siempre y cuándo entendamos que Él estará con nosotros, porque así lo prometió. A veces nos abruman las tantas cosas que tenemos que enfrentar, pero no olvidemos que la más grande de las batallas la libró Jesús en la cruz del calvario contra el pecado. Gracias a Él hoy tu y yo podemos enfrentarnos a través de nuestra fe a cualquier circunstancia y salir vencedores, porque ya Cristo venció por nosotros. No olvidemos algo importante, muchas veces si no todas, el mayor enemigo dentro de nuestra batalla, somos nosotros mismos. Dios nos ha dado la capacidad de creer, vencer y salir victoriosos en su nombre. Así que sin importar cuál batalla estés enfrentando, recuerda que ni aún Goliat fue más gigante que el Dios de David, ni los filisteos muchos, para un pueblo que confió en la provisión del Dios que los llamó. Así que si hoy estás enfrentando tu más grande lucha hasta el momento, no olvides que el gigante de gigantes pelea por ti y a tu lado. Deja fuera el desánimo, la pereza y la falta de fe, y comienza a creer, toma tus herramientas (La palabra de Dios, La Oración y su Santo Espíritu) y ve al campo de batalla.

#Batallas #Luchas #Gigantes #Dios #Cristo #Jesus #PeleaPorMi

57 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo