No es tan malo un adios

La vida se compone de momentos, y muchas veces esos momentos son inolvidables porque se han compartido con personas muy especiales. Instantes donde nacieron amigos, donde conocimos personas, donde llegan esos que llamamos hermanos de otra madre. Pero muchas veces el rumbo de nuestras vidas nos lleva a lugares diferentes, etapas diferentes. Maduramos, tomamos desiciones y alcanzamos metas, las cuáles no necesariamente nos llevan a estar cerca de aquellos que un día llamamos amigos. Dentro de esas etapas algunos tuvieron un gran amor o aveces grandes tormentas, pero siempre los momentos están ligados a personas, para bien o para mal.

Entonces ahora nos encontramos muchos años después recordando esos bellos momentos con nostalgia, a veces con tristeza o simplemente con una sonrisa en el rostro. Probablemente hayas tenido que decir adios a muchas personas que significaron mucho para ti, otros no los extrañarás pero algunos y sólo algunos quedarán para siempre como parte de tu vida. No importa si en el camino crees que has perdido amigos, siempre va a llegar un momento que te cruzarás con alguno de ellos o recibirás una llamada o mensaje o simplemente te los encontrarás en las redes sociales. Tal vez no sea lo mismo que antes pero el lindo recuerdo de una amistad hace que nuevamente se puedan cruzar palabras diciendo... ¿sabes qué?, cuentas conmigo.

Los discípulos de Jesús se pusieron tristes cuando le vieron partir a los cielos, pero él les dejó dicho que así como le vieron ir le verán volver. Jesus siempre fue claro que les convenía a ellos que él se fuera, para así enviar al Espíritu Santo de Dios que estaría con ellos todos los días de sus vidas. Así que, sea que el tiempo ha pasado y en el camino muchos han olvidado quien fuiste en sus vidas, o sea que aún guardas contigo el privilegio de contar con algunos de ésos hermanos de otra sangre, hay alguien que siempre estará a tu lado. Alguien que desde el vientre de tu madre te vio, te conoció y te amó. Ese se llama Jesús, aquél que nunca te dejará. En la vida le dirás hola a nuevos amigos y adios a muchos otros, pero Jesús siempre estará contigo. No es tan malo decir adios, son etapas las que vivimos y en la madurez de la vida llegarán a tu lado los que necesiten estar allí. Recuerda que Dios en su palabra nos dice:

Isaías 49:15 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti.

Salmos 27:10 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

10 Aunque mi padre y mi madre me dejaran,

Con todo, Jehová me recogerá.

Así que anímate, nunca perderás un verdadero amigo, pero siempre ganarás hermosos recuerdos, pero sobre todo no olvides, DIOS SIEMPRE ESTÁ A TU LADO.

73 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo